Home Filosofía personalista.
PDF Imprimir

Filosofía personalista. 

Pensamiento iniciado por Emmanuel Mounier y que cuajó alrededor de la revista Esprit, siempre ha defendido el valor absoluto de la persona. La vida de la persona entendida no como una separación, una evasión, una alienación, sino como presencia y compromiso. La persona no es un retiro interior, un dominio circunscrito en el que se acotase desde fuera mi actividad. Es una presencia actuante en el volumen total del hombre, y toda su actividad está interesada en ello. Las estructuras comunitarias deben orientarse a la realización como persona de cada uno de los individuos que la componen, tienen como fin último el poner a cada persona en estado de poder vivir como persona es decir, de poder acceder al máximo de iniciativa, de responsabilidad, de vida espiritual. Vida personal que no puede ser objetivada por la apariencia externa o por negación de su principio íntimo de libertad y singularidad. Así mismo, el ser persona es entendido como vocación íntima, no algo dado, sino algo a construir, no como el subjetivismo caprichoso, sino como la íntima fidelidad a sí mismo.