Home El proceso de la Revelación bíblica.
PDF Imprimir

El proceso de la Revelación bíblica.   

La fuente de inspiración principal son, por supuesto, los Evangelios. Primero porque Jesús es el origen, el camino y la meta de todo itinerario espiritual. Además porque los Evangelios, como el Antiguo Testamento, prestan algunas claves que coinciden con el itinerario de la personalización. La importancia de la subjetividad (elección, alianza, encuentro), el sentido de proceso y la inmediatez de relación con Dios. La Revelación bíblica no está escrita desde nuestra perspectiva histórica y de especial atención a los procesos, pero de hecho se dio históricamente. El pueblo de Israel aprendió a lo largo de su historia lo que significaba su relación con el Dios vivo, desconcertante, pero fiel, discerniendo a través de los acontecimientos, a veces vividos al límite, donde se encontraron con su propia verdad y la de Dios. De igual modo, hay todo un proceso vivido por los discípulos de Jesús en contacto diario con el Maestro, al que quizá poco entendían al principio, aunque tanto les atraía profundamente, y al que fueron conociendo y reconociendo progresivamente. Después de su muerte y posterior resurrección y con la nueva luz que ésta suponía continuaron meditando y ahondando en su misterio.