Home Diálogo con la Modernidad.
PDF Imprimir

Diálogo con la Modernidad.   

Tradicionalmente las relaciones entre vida espiritual cristiana y modernidad han sido de confrontación y mutua sospecha. Los logros de la modernidad en cuanto a autonomía de la persona, el valor absoluto de la persona, parecían amenazar la perspectiva cristiana. Así mismo, dichos logros arrastran aún mucha carga reaccional. Gran parte del conflicto actual se debe a dicha confrontación.

Pero la experiencia espiritual cristiana de hoy no puede permanecer al margen de la modernidad, de hecho hay una profunda convergencia. Cuando la persona vive autónomamente puede construir historia y mundo propio, es decir, entrar en el mundo de la significación personal, el propiamente humano. El valor absoluto de la persona, ¿no corresponde acaso con la predicación de Jesús de Nazaret en cuanto que el sábado está hecho para el hombre y no al revés? Y a la vez, sólo Dios es digno del hombre, es decir, lo humano adquiere su densidad definitiva en el encuentro con el Dios vivo.